Limpieza y Uso

Para estrenar tu termo te recomendamos enjuagar con agua y jabón antes del primer uso. Notarás que el agua tendrá un sabor un poco metálico, lo cual es totalmente natural, después de las primeras 3 a 5 servidas dejarás de sentirlo. Es importante tomar en cuenta que al almacenar agua en un recipiente de cobre, éste se filtra lentamente en el agua y le entrega todas sus propiedades positivas.

El cobre es un metal blando y se oxida fácilmente, lo cual es casi siempre el indicativo de su pureza. Debido a la oxidación, el color de la botella de cobre va cambiando con el tiempo, aunque todos los termos Guli cuentan con una capa de pintura exterior, que evita el deterioro del color del termo. 

La limpieza regular del termo puede ser con agua y jabón, aunque para el interior se recomienda exprimir dos limones, agregar bicarbonato de sodio y sal, y agitarlo por un minuto para que abarque todo el termo. Esta limpieza interior aconsejamos hacerla mínimo una vez al mes, ya que es la mejor manera de limpiar el cobre. Al terminar, puedes enjuagarlo con agua, y listo.