Beneficios del Cobre para la Salud - Por: Instituto Europeo del Cobre

El cobre es esencial para la salud y la nutrición

El cobre es esencial para todos los seres vivos. Como elemento de origen natural, el cobre está presente en el mundo que nos rodea, tanto en la corteza terrestre como en océanos, ríos y lagos. La vida ha evolucionado con esta presencia natural y los seres humanos han desarrollado mecanismos internos para gestionar los niveles de ingesta.

El cobre es necesario como parte de una dieta equilibrada y es fundamental para médicos y nutricionistas. Como elemento natural, podemos obtenerlo de muchos de los alimentos que comemos y del agua que bebemos. Nuestro sistema digestivo asimila la cantidad necesaria para tener una buena salud a través de un efectivo sistema de absorción, la homeostasis. El exceso de cobre se excreta.

El papel del cobre en el crecimiento y el desarrollo

El cobre es esencial para el crecimiento infantil, el fortalecimiento de los huesos, la maduración de los glóbulos blancos y rojos, el transporte de hierro, el metabolismo de la glucosa y el colesterol, la contracción del músculo cardíaco y el desarrollo cerebral. El cobre es especialmente importante para las mujeres embarazadas, el desarrollo del feto y los recién nacidos. La ingesta típica recomendada es de 1,3 mg/día para los adultos y entre 0,3 y 1 mg/día para los niños y adolescentes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una deficiencia en los niveles de cobre puede resultar preocupante para la salud, incluso en áreas desarrolladas como Europa Occidental. La deficiencia de cobre puede conducir a problemas de salud como la anemia, problemas cardíacos y circulatorios, anomalías óseas y complicaciones en el funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunológico, los pulmones, la tiroides, el páncreas y los riñones.

¿Cuánto cobre necesitamos?

El cobre es un oligoelemento esencial para nuestra salud que podemos obtener diariamente de muchos de los alimentos que comemos. Según la Organización Mundial de la Salud, se requieren entre 1 y 3 miligramos de cobre al día para prevenir cualquier síntoma de déficit.

Varias organizaciones especializadas en salud y nutrición de todo el mundo han establecido valores dietéticos de referencia para el cobre, destacando su importancia como parte de una dieta equilibrada.

 

Artículo de El Instituto Europeo del Cobre 

https://bit.ly/32LbRIK